Follow this blog with bloglovin

Follow En el nombre del karma

Follow by Email

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Shhhht! Cállate y cuéntame un cuento


A todos nos gusta que nos cuenten cuentos.
También a los adultos. Cuentos de la vida ajena, eufemismos del cotilleo banal. 
Películas o cuentos largos. De final mejor que el nuestro, para vivir por un ratito
en una ilusión, una proyección de nuestros anhelos más íntimos.
O peor que el nuestro; reconfortante por aquello del "no me puedo quejar", 
tengo suerte de estar así de mal.
Cuentos cortos con un principio, un nudo y un desenlace; que nos inquietan
los finales abiertos: yo no quiero esperar. 
Quiero mi final, mi conclusión, bien cerradita, sin fisuras.
Quiero que me digan que muere, que acabó con fulanita en una isla, que se arruinó.
Aun sabiendo que, en la vida, final sólo hay uno, yo quiero el final de cada uno de mis relatos, 
para dormir tranquila sin incógnitas rondando por mi archivo de historias.

Así que, deja de hablar por hablar.
Recoge las notas que durante años has ido desperdigando por tu vida
sobre post its y libretas.
Reúnelas y construye tu edificio de cuentos.

Y, ahora, shhhhhht! 
Cállate. Deja de parlotear 
y cuéntate un buen cuento.

Se ha producido un error en este gadget.